Home

Portada_Villancicos cántabros_Nobel Sámano

Colección Punto de Fuga

VILLANCICOS CÁNTABROS
Nobel Sámano Santamaría

Partituras
Prólogo de Esteban Sanz Vélez
Introducción, comentarios y notas a la edición
de Francisco Novel Sámano Calleja
Ilustración de cubierta de Pedro Sobrado
Primera edición, 2013
ISMN: 9790692009450
88 páginas
PVP: 18,00 €

• • •

SINOPSIS

La edición de las partituras de los Villancicos cántabros se presenta hoy en día como algo fundamental en el horizonte de la música en Cantabria por varios motivos. Se trata de una obra que, pese a haber estado difundida de forma incompleta, representa por derecho propio una de las grandes contribuciones a la música religiosa de carácter popular en nuestra región. Se hace, pues, imprescindible, editar los cinco villancicos cántabros en una propuesta totalizadora, el opus completo de la obra, tal y como su autor los concibió.
Su amplia aceptación entre el público, y el reconocimiento que año tras año se les otorga en la escena actual de coros, ha hecho también necesario fijar definitivamente los aspectos interpretativos, corregir los errores y aportar datos nuevos y significativos que proporcionan información al profesional y al aficionado.
También se ha dado forma definitiva a uno de los patrimonios musicales más importantes e identificativos de nuestra región. Un repertorio que, por su belleza y fácil asimilación, no es sólo pieza clave para los coros de nuestra tierra, sino que se constituye en una atractiva propuesta para el resto de agrupaciones vocales de todo el país, que en las fechas navideñas suelen interpretar una selección de villancicos nacionales y extranjeros.
Que en el presente año en curso se celebre el 80 cumpleaños de su autor, Nobel Sámano, y que podamos seguir contando con su magisterio para fijar la obra completa de su propia mano, es otro motivo para no haber postergado por más tiempo su publicación.

En esta edición se recoge por primera vez el opus completo de los cinco Villancicos Cántabros, compuesto por: 

ALDEA TRISTE (1950)

Para coro de cuatro voces mixtas. Es el más antiguo de los cinco villancicos y fue escrito en una época en la que el autor residía en el extranjero. En él se describe la alegría del emigrante al regresar a su hogar en Navidad. La «aldea triste» se llena de felicidad ante el regreso de los que estaban fuera y después se ve envuelta en una atmósfera de tristeza al ver marchar de nuevo a sus hijos. Es el menos «montañés» de los villancicos. En él no aparecen elementos autóctonos ni instrumentos tradicionales. El autor utiliza un estilo más internacional, cercano a la estética germana, lo que convierte el resultado musical en algo profundamente conmovedor. Su tempo lento en compás ternario contribuye a subrayar el ambiente nostálgico tan típico de la Navidad.

BELÉN EN LA COLLADA (1981)

Para coro de cuatro voces mixtas e instrumentos tradicionales. Es el más popular y el más interpretado de los cinco villancicos. Comienza este primer villancico tras una introducción poética en la que se describe, a la manera de Manuel Llano, la atmósfera de ensoñación y espiritualidad previa al nacimiento del Niño Jesús en Carmona. En la primera parte, el coro, con una armonía intimista y religiosa, narra el milagro del nacimiento del Niño Jesús en la Collada de Carmona. La segunda parte en tempo vivo narra la adoración de los pastores montañeses y la llegada de los Reyes Magos por Selores y Terán. Aquí aparecen los elementos más típicos y autóctonos de nuestra cultura, desde las albarcas y el cuévano a la leche y la borona, todo en tempo de jota montañesa y con el acompañamiento de instrumentos tradicionales de Cantabria como el rabel y las panderetas. 

EL CARMONIEGO (1981)

Para coro de cuatro voces mixtas. Este villancico describe, a través de la alternancia entre copla y estribillo, el espíritu festivo de la Navidad en Carmona tras el nacimiento del niño Jesús en la Collada. Utiliza de nuevo instrumentos tradicionales, como panderetas o bígaros, citas de temas populares como Ramón del alma mía y ritmos de pericote. Especialmente sentida es la copla que dice: «Carmoniego es el niño, el Niño Dios».

CON RABEL Y PANDERO (1991)

Para coro de cuatro voces mixtas. Este villancico no ha sido editado nunca antes, y, sin embargo, el interés profesional ha hecho que circule la copia del manuscrito original entre las corales de Cantabria. Muy alegre y festivo, invita a sentir el gozo de los pastores que tocan el rabel y el pandero para alegrar al Niño. Ese júbilo se transmite a través de una rítmica rica y variada sobre un ritmo de jota montañesa, fuerza rítmica reforzada con el bombo (de tipo rociero o similar) que se usa como ostinato.

LA NOCHE MÁS HERMOSA (2000)

Para coro de cuatro voces mixtas, es el último villancico del ciclo. Se retoma la atmósfera religiosa con el que comenzó el primero, Belén en la collada, a través de una polifonía cercana al himno. El tempo lento y la dinámica en pianissimo contribuyen a crear una atmósfera de paz con armonías a capella que invitan a la meditación y el recogimiento sin perder su carácter montañés. Es el epílogo perfecto para un opus rico en contrastes, que transmite sensaciones que van desde la melancolía y la religiosidad, pasando por el recogimiento, hasta la alegría y la fiesta.

 • • •

EL AUTOR

Nobel Sámano Santamaría

El torrelaveguense Nobel Sámano Santamaría (1933) es una de las figuras más destacadas de la creación musical en Cantabria. Pianista, pedagogo y compositor, su labor artística se encuadra dentro de la corriente del nacionalismo musical, un movimiento abanderado por autores como Manuel de Falla o Enrique Granados. En su obra, que aúna tradición y modernidad, se entrelazan los motivos y las formas musicales clásicas con el folclore y la geografía de Cantabria.
Nobel Sámano es continuador de una línea de creación de autores cántabros firmemente arraigados a esta tierra, como lo fueron Arambarri, Ibarbia, Otaño, Prieto, Adana o Lázaro, verdaderos impulsores de la música coral en nuestra región en el siglo pasado. También es uno de los últimos artistas de una generación de torrelaveguenses que nos han legado un patrimonio artístico de altísima calidad, de repercusión y reconocimiento nacional, como el de artistas de la talla de José Luis Hidalgo, Lucio Mediavilla, Eduardo López Pisano o Pedro Sobrado, entre otros.
Su catálogo, de enorme aceptación popular, abarca obras para piano solo, canciones con piano y música coral, y obras orquestales como la Fantasía sobre temas cántabros, estrenada en el marco del Festival Internacional de Música de Santander. Entre sus composiciones para coro mixto destacan, entre otras, la suite popular Fiesta, el Homenaje a Manuel Llano y la Misa popular cántabra, considerada una de las aportaciones más importantes al repertorio polifónico popular de estilo religioso en Cantabria en el siglo XX.
Otra obra de carácter religioso que destaca con luz propia en la producción de Nobel Sámano son los Villancicos cántabros para coro de voces mixtas. Están considerados como una de las grandes contribuciones a la historia del villancico montañés, género al que autores como Nobel Sámano han contribuido a dar un nuevo y renovado impulso.
Los integran hasta el día de hoy 5 villancicos que han sido ampliamente difundidas e interpretadas por un buen número de las corales, siempre con éxito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s